AmorAmor

Yo sin ti… ¡SÍ PUEDO!

En el post de esta semana nos ponemos intensas, hablamos de relaciones, de amor, de amistad, de quererse. Haremos una línea de posts sobre el amor romántico y este es el primero. Creemos que es muy importante tratar este tema porque nos afecta desde muy pequeñas en nuestras relaciones.

Con el feminismo valoramos todo lo que nos rodea, todo aquello con lo que vivimos y averiguamos que muchas de nuestras prácticas vienen impuestas por un patrón socialmente normalizado. En nuestras relaciones con los demás se plasman todas estas imposiciones que, aunque muy presentes, son fáciles de pasar desapercibidas.

Hoy analizaremos las características que presenta una persona dependiente emocionalmente de otra, cómo se beneficia de ello el amor romántico y cómo podemos evitarlo. Este post, aunque está muy ligado a las relaciones amorosas, es aplicable a todo tipo de relaciones afectivas. Por lo tanto, cuando nos referimos a relación durante todo este escrito nos referimos a relaciones tanto amorosas como de amistad u otro tipo.

captura-de-pantalla-2017-12-10-a-les-20-59-20.png

Características de la dependencia emocional

La dependencia emocional es un tipo de “apego” en el que se tiene un miedo, que no cesa, a la separación respecto a otra persona. Una necesidad de aferrarse a otra de manera excesiva que produce en la persona que lo padece un estado de inquietud, alerta y temor a la desprotección. Todo esto genera un seguido de demandas afectivas que buscan satisfacción mediante las relaciones interpersonales estrechas.

Estas situaciones generan diferentes tipos de situaciones:

  • Incapacidad para poner límites en una relación: aceptar comportamientos que no son de tu agrado para contentar a tu pareja. Pasar por alto comportamientos bajo la premisa “ella/él es así” para mantener la relación, normalizando totalmente la situación en la que te ves sometido/a.
  • Miedo al cambio: no atreverse a probar cosas nuevas más allá del circulo de supuesto “confort” con tu pareja.
  • Renuncia a los propios ideales: no dar tu opinión para no discutir con la otra persona, considerar que esa persona tiene razón y tú estás equivocada. Negar tus propias convicciones ante las ideas del otro. Pasar por alto y permitir situaciones que tú misma criticarías sólo porque las realiza esa persona concreta.
  • Chantaje emocional: dejar de hacer cosas que te hacen feliz para hacer feliz al otro o porque la otra persona las considera estúpidas. LOS CELOS NO SON MANIFESTACIONES DE AMOR, solo remarcan la necesidad de sumisión y apropiación de la otra persona.
  • No tener capacidad para parar: bloqueo ante la posibilidad de dejar de tener esa relación, no ser capaz de dejar la relación “porque no puedo, porque le quiero“. Situación que desencadena en ansiedad y súplica en el momento en que la relación acaba.
  • Descentrar el foco de tu vida: considerar como propios los problemas de la otra persona. (¡Ojo!, con esto no queremos decir que no te intereses por alguien a quien quieres, pero hay un límite: no puedes preocuparte tú más por las cosas del otro que por las tuyas propias).
  • Idealización: considerar que todo lo que haga el otro está bien, no reconocer lo malo de tu relación o de la persona con quien la compartes, o no ver tan tan mal lo que está realmente mal.
  • Empeño en gustar: necesidad de que la otra persona te cumplimente.
  • Falta de autoestima y autorrealización personal: no poder pasar tiempo sola, quererte en la medida en que te quieran y no como a un ser individual e independiente.
  • Aceptar menosprecios: que la persona con la que compartes una relación no valore lo que haces, menosprecie tu trabajo, tus gustos, etc. Desde menosprecios evidentes (insultos, infravaloraciones) hasta menosprecios poco perceptibles, por ejemplo, que unx amigx te haga sentir mal por no quedar con él/ella cuando es argumentable que tienes un examen, que no te encuentras bien, que no te apetece, etc.

Influencia del amor romántico

El amor romántico es un modelo de amor sustentado en una sociedad patriarcal. Es una construcción social, política y cultural que dirige al ser humano hacia un modelo de relación amorosa: monógama, binaria y exclusiva. Con esto se perpetúan las relaciones de poder y de desigualdad.

¡Cómo no! El patriarcado tiene que aprovecharse de cualquier situación en la cual la mujer pueda estar sometida. La mujer en las relaciones amorosas que se establecen socialmente mediante la educación, la cultura, entre otras, vive en una construcción del amor semejante a una cárcel amorosa: la mujer da su afecto y atención emocional a cambio de supuestas expresiones de amor que crean dependencia emocional.

Desde muy pequeñas se nos enseña el camino que debemos seguir. El matrimonio es presentado como una felicidad totalmente idílica. Valoremos cuántas veces se nos ha intentado inculcar la idea del amor a primera vista, la necesidad de sacrificarte para demostrar el amor hacia otra persona, la necesidad de encontrar tu mitad, la necesidad de poner la vida del otro por delante de la tuya, la creación de expectativas como la de encontrar a alguien perfecto con el que tengas todo en común, que sólo vas a amar de verdad a una persona en toda tu vida, etc.

Revista InDependientes.jpg
Foto de la revista InDependientes

Todos estos enunciados son fomentados por el amor romántico y pueden generar una dependencia emocional muy seria que conllevaría a todas las situaciones anteriormente mencionadas que acabarían con la esencia de la persona que las sufre.

Mecanismos de control

No es fácil desligarse de todo esto. El feminismo nos ayuda a ver estas situaciones, pero poderlas controlar en tu vida es un paso que va mucho más allá y requiere mucho más esfuerzo. Estamos en un proceso de aprendizaje constante y el feminismo nos tiene que ayudar a tendernos la mano entre nosotras, a sacarnos de las relaciones tóxicas que tenemos en nuestra vida, sean de amistad, sean amorosas.

El primer paso, evidente, es reconocer el problema. Saber que no eres tú misma, que tu relación no es perfecta y que no te aporta lo que debería. Debemos aprender a amar en libertad, debemos deconstruir esa idea de que puedes querer a alguien indefinidamente sin que las cosas cambien. Debemos aprender a amar de manera sana, ayudar a crecer a tu pareja y a compartir con ella, entender que sois dos individuos, no dos mitades.

Cuidar tu bienestar mental es muy importante. Es muy fácil dejarse llevar y acercarte a la persona que te gusta sin poner límites, debemos encontrar un intercambio recíproco de afecto real, no de toxicidad ni dependencia, no necesitas de nadie más que de ti misma.

Debes aprender a ser una persona autónoma, a buscar estímulos externos a tu relación que te hagan feliz, que te hagan crecer, que te hagan quererte más a ti misma sin necesidad de otra persona que lo haga por ti. Por esto, es muy importante cultivar el amor propio antes de empezar una relación, sobretodo amorosa, aprender a convivir contigo y entender que tú eres completa por ti sola.

De IdeasQueAyudan.png
Foto de IdeasQueAyudan

No dejarte infravalorar es una consecuencia de todo ello, entender que tus problemas son importantes. Que un amigo, una pareja, que no se interese por ti está aprovechándose de tu tiempo, de tu deseo de que la relación funcione bien, para su propio beneficio. No puedes permitir que sus problemas sean más importantes para ti que para la propia persona que los tiene. Entender que tu ilusión por las cosas no es una estupidez, que no hay nada más bonito que ver a alguien a quien quieres sentirse bien y crecer a tu lado. Aprender a querer a tu pareja libre y aprender a compartir su felicidad aunque ésta la consiga haciendo cosas que a ti no te gustan, es su vida, no la tuya, no la puedes controlar.

No es fácil, como hemos dicho, pero poco a poco, si te sientes así con alguien a quien tienes en tu vida, a medida que seas más tú y crezcas individualmente podrás echar a estas persona de tu vida y construir relaciones afectivas que realmente sean sanas, maduras y te hagan ser feliz.

Si sufres este tipo de relaciones y no sabes a quién acudir, nosotras siempre estaremos aquí, para nuestras amigas, para nuestras compañeras. Juntas podremos destruir los fundamentos que construyen esta cultura podrida de amor romántico, para concebir nuevas formas de interaccionar con personas que nos consideren iguales y que sepan querernos, porque el amor bien dado: no duele.

“El día que una mujer pueda no amar con su debilidad, sino con su fuerza, no escapar de sí misma, sino encontrarse, no humillarse, sino afirmarse, ese día, el amor será para ella, como para el hombre, fuente de vida y no un peligro mortal” 

Simone de Beauvoir

Anuncios
Arte

Misoginia en la música

Hace 3 días nos encontramos con una noticia que se titulaba así: Piden prohibir la canción ‘Mayores’ de Becky G. por ‘promover la pedofilia’. Suponemos que todos sabéis que canción es y cómo es la letra:

A mí me gustan mayores

De esos que llaman señores

De los que te abren la puerta y te mandan flores

A mí me gustan más grandes

Que no me quepa en la boca los besos que quiera darme

Y que me vuelva loca

Bueno pues a Becky G no es la primera vez que le hacen censurar la canción. En el programa de Operación Triunfo tuvo que omitir la parte en la que dice “Que no me quepa en la boca” https://www.youtube.com/watch?v=OPVfAuIeWhk

Becky-G-Mayores-feat.-Bad-Bunny-CDQ-1.jpg

A lo que ella contestó: Si fuera Maluma o Enrique Iglesias no le hubieran dicho nada. ¿Y es que acaso miente?

Para empezar, ¿En qué momento la artista promueve la pedofilia cuando ella es mayor de edad y lo único que está “pidiendo” en la canción es un hombre más grande que ella? Lo cual es confuso porque una pareja en la que el hombre es más mayor está totalmente normalizada y a veces se ve hasta ridículo que una mujer sea mayor que el hombre ¿Confuso verdad? No creemos que el problema sea la pedofilia si no una mujer hablando de su sexualidad abiertamente. Por eso mismo censuraron la canción en OT, y es que esto a los hombres no les pasa. ¿Queréis ejemplos?

M-Clan – Carolina

La dulce niña carolina

no tiene edad para hacer el amor.

su madre la estará buscando

eso es lo que creo yo.

…carolina trátame bien,

o al final te tendré que comer.

Carolina de M-Clan parece no tener ningún mensaje problemático ya que nunca se ha dicho nada del contenido. Muchos se excusan diciendo “es una canción que habla sobre la droga” pero igualmente se personifica la droga de la que están hablando.

Maluma – 4 Babys

Siempre me dan lo que quiero

Chingan cuando yo les digo

Ninguna me pone pero

¿Cultura de la violación donde? Esta es una de las pocas canciones que se han censurado pero su contenido no es para menos. Trata a 4 mujeres de objetos las cuales son cosificadas en todo momento y utilizadas por el cantante para hacer lo que le plazca.

4-babys.jpg

(En la imagen ni siquiera se les ve claramente la cara porque están cosificadas, que novedad)

 

Enrique Iglesias – Duele El Corazón

Solo en tu boca

Yo quiero acabar

Todos esos besos

Que te quiero dar

Esto tampoco ha sido censurado en ningún lado. ¿Por qué una frase que se parece tanto a la de Becky G no molesta “tanto”? “Piensa en los niños” es la excusa, pero solo cuando se trata de una mujer.

La música es algo que se extiende muy rápidamente por todo el mundo, toda la gente con internet del planeta tiene acceso a ella. Es una herramienta muy potente a la que no le damos tanta importancia como a la televisión, pero nos crea unas expectativas y valores a través de sus letras. La misoginia en la música está presente y parece, afortunadamente, que desde que a Maluma le hicieron retirar su canción más artistas y sus respectivos fans se están dando cuenta de que NO SE PUEDE seguir utilizando un mensaje machista en canciones a las que tiene acceso cualquier tipo de público. El improvisador Arkano dió un mensaje hace poco en televisión donde apoya que las letras misóginas tienen que desaparecer. (Pos si a algunos os hace falta la versión de un hombre sobre el tema)

No solo mensajes misóginos, sino también mensajes que “alaban” el amor romántico y que hacen que depender de una persona parece que esté bien. Todos podemos estar tristes por amor y escuchar canciones sobre ello pero también tenemos que tener en cuenta que no podemos interiorizar el contenido de un canción y aferrarnos a ella. Es decir, estar tristes, ponernos una canción triste, ponernos más tristes y creer que todo lo que dice la canción es real, y que nunca podremos superar un mal de amores no es un mensaje apropiado. 

48423-beyonce-who-run-the-world-girls.jpg

Finalmente, siempre se a generalizado que el reggetón es misógino pero realmente todos los géneros musicales tienen mensajes que consifican y reducen a la mujer a un simple sujeto. En el caso de Becky G el problema se ha tergiversado tanto que han acusado a la cantante de promover la pedofilia, lo cual es una cosa MUY sería. La sociedad se tendría que fijar más en lo que se emite en televisión y lo que llega a la gente en vez de acusar a una mujer de promover algo que “algunos” han pensado que podría estar bien para poder censurar la canción. Después las exageradas somos nosotras. ¡Ah! Un apunte. Si tan hipócritas somos si bailamos reggetón tampoco cantéis Mayores cuando suena en la radio.

Deconstrucción

SI TE PEGA ES PORQUE LE GUSTAS

Ya estamos bien, hay igualdad. En España, han muerto más de 45 mujeres a manos de su pareja o expareja por el simple hecho de ser mujeres en lo que llevamos de 2017. No son muertes, SON ASESINATOS.

Estamos hablando de personas que pierden su vida. ¿Cómo podemos creer que vivimos en un país donde la mujer y el hombre son tratados de la misma forma sabiendo esto? Y no solo aquí, sino por todo el mundo, la mujer sometida y maltratada. ¿Por qué sigue pasando esto hoy en día? ¿Cómo las muertes reiteradas de mujeres año tras año son ignoradas por el Estado?

Hoy. 25 de Noviembre de 2017 es el día Contra La Violencia de Género en todo el mundo, momento en el que las mujeres salimos a la calle a denunciar este terrorismo. Demasiadas mujeres asesinadas. Demasiados hombres indiferentes. Este día fue elegido dado que, en 1960, fueron asesinadas las hermanas Mirabal por orden del dictador Rafael Leónidas Trujillo. Las tres eran feministas dominicanas y hoy se las recuerda por todo el mundo. Patria, Dedé y Minerva Mirabal.

3310_1

La VdG es aquella violencia que afecta a las mujeres por el simple hecho de serlo. Un atentado contra la dignidad, libertad e integridad de las todas las mujeres: cualquier acto violento o agresión, basados en una situación de desigualdad y dominación de los hombres sobre las mujeres, que tenga o pueda tener como consecuencia el daño psicológico, físico o sexual, incluidas las amenazas, la coacción o la privación de libertad, tanto en el ámbito público como en la vida personal o familiar.

¿Pero por qué? La respuesta a todo es el sistema en el que vivimos, el patriarcado.

Debemos entender que este está diseñado para que, siguiendo los roles de género impuestos, el hombre esté siempre por encima de la mujer, llegando a considerar a esta una “propiedad”. La televisión, la educación, el cine, la moda, los deportes… están plagados de estereotipos que, queramos o no, replicamos en nuestra vida personal. En vez de enseñar a los hombres a no violar y respetar a las mujeres, se enseña a las chicas a no usar faldas cortas. Si un hombre entiende que la pareja con la que se ha comprometido es de su propiedad, hará lo que sea para controlarla. Si a las niñas se les dice “el amor lo supera todo” o “si te pega es que le gustas”, las niñas crecen con una idea equivocada de cómo deben ser tratadas.

Lo importante es entender esto. TODOS estamos contaminados por esta sociedad, y por eso, los hombres maltratadores, violadores y asesinos NO SON LOCOS, NO SON ENFERMOS, SON HOMBRES CORRIENTES. Y por eso, los asesinatos de mujeres NO SON CASOS AISLADOS. Todos tienen que ver con lo mismo, esta dominación de un género por encima del otro. 

Como ya hemos dicho, esta violencia es física, sexual o psicológica, la gran mayoría de veces, ejercida por su pareja romántica. A la mujer se la somete, se la hace pensar que es menos, se la aparta de sus amistades y familiares, se la aísla para que vea que no puede encontrar nada mejor y se la controla. Amenazas. Humillaciones. Insultos. Mi vida no tiene sentido sin ti. La mujer como un objeto de su propiedad. Pero ella, al vivir en esa situación, no lo ve de una manera racional, tiene miedo y se siente responsable, o incluso hay víctimas que creen que es una relación totalmente normal y que se merecen. INCREÍBLE. ¿Cuántas mujeres deben estar sufriendo maltrato en este mismo momento? ¿Cuantos años sufrieron agresiones las más de 45 víctimas de violencia machista de este año? Es desgarrador que este tema sea aún tan ignorado por todos.

Ignorancia e indiferencia. En definitiva, misoginia: ¿Y los hombres maltratados por mujeres que? ¡Que le hubiera dejado! ¿Pero por qué no denunció? ¡Pues se les veía felices! ¿Y las denuncias falsas? Hoy en día puedes arruinarle la vida a un hombre simplemente con una denuncia. ¿En serio? ¿Tan igual os da este problema?

La violencia que puede sufrir un hombre por su pareja es la violencia doméstica, aquella que se produce en la casa y que la ejerce y sufre cualquiera de los miembros del núcleo familiar. Es decir, un padre o madre sobre sus hijos, un nieto sobre sus abuelos, etc. A diferencia de la violencia de género, esta no está sustentada por todos los elementos de la sociedad, no tiene un sistema arraigado y continuado que lo sustente. Una mujer no mata a un hombre por ser hombre. Esta es la diferencia. Aún así, es un problema que también debería tenerse muchísimo más en cuenta.

Cuando una mujer maltratada decide denunciar, no es simplemente una denuncia, es un acto de valentía en el que expresa su necesidad de ayuda. Pero, en cambio ¿Cómo actúa nuestra justicia enfrente de estos monstruosos actos? Pese esto, la gran mayor parte de denuncias no proceden. Las penas que se les debería aplicar nunca se aplican en su totalidad o no se respetan por parte del agresor. Actualmente, las leyes de violencia de género son papel mojado. Estamos desprotegidas por la justicia. ¿Por qué hay hombres con multitud de denuncias de agresiones sin ningún castigo? ¿Por qué mueren mujeres asesinadas por exparejas a las cuales ya habían denunciado con anterioridad? La ley es insuficiente. Nuestra justicia, igual que nosotros, sigue cuestionando y culpabilizando a la víctima.

¿Por qué se sigue utilizando el agotador “PRESUNTAMENTE” cuando se habla de los asesinos o maltratadores por los medios de televisión cuando hay pruebas que lo demuestra? Basta de dar voz a los verdaderos culpables. BASTA YA. No queremos más muertes, no queremos tener que seguir chillando por las que fueron calladas. Pero decidimos seguir porque esto es un problema increíble. Porque no pararemos hasta que todas seamos libres. Si tocas a una, nos estas tocando a todas. ESTO DEBE CAMBIAR YA.

Captura de pantalla 2017-11-25 a las 17.48.05.png

“El feminismo es la idea radical que sostiene que las mujeres somos personas” (Angela Davis). Y como personas con derechos decidimos que no queremos seguir viviendo así, con miedo.

En España, ha habido feminicidios que han hecho concienciar de este problema a la población: como el de Ana Orantes, fuerte mujer que relató su testimonio en un programa de televisión en 1997, donde explicaba abiertamente sus 40 años de maltrato por parte de su exmarido, y fue asesinada 14 días después quemándola viva delante de uno de sus hijos. 

O como el asesinato de una chica que fue llevada al Diario de Patricia por su agresor, donde le pidió matrimonio, y Svetlana respondió que no. Dos días después fue encontrada muerta.

 

¿Qué hay peor que ver como matan a tus hermanas sin motivo y se sigue pensando que todo va bien? Desde nuestro punto de vista entendemos que aún debemos luchar mucho para acabar con este modelo de sociedad que nos ASESINA, nos denigra, nos sexualiza e ignora, pero lo haremos. Lo lograremos por todas aquellas que hoy no están, nuestras hermanas. Lo lograremos por todas las niñas que merecen vivir en un mundo libre que no las asfixie ni viole ni las trate como objetos. Lo lograremos juntas.

GettyImages-84114707WomenoftheworldUniteHome.jpg

Sobretodo, si crees que podrias estar en una situación de malos tratos, contacta con cualquiera que pueda ayudarte: un familiar, un amigo, la polícia, etc. ¡Nosotras también podemos intentar ayudarte! Sobretodo, no te mereces nada de eso.

 

P.D: A continuación os dejamos un seguido de páginas web donde podéis encontrar los nombres y casos de las mujeres asesinadas. NO OS OLVIDAMOS.

 

AmorAmor, Deconstrucción

Placer femenino: masturbación femenina y “trucos”

Hoy toca hablar de amor. Un amor un poco más personal, un amor un poco más escondido. El amor que nos damos a nosotras mismas. Como post suplementario de la masturbación femenina que ya hicimos en mayo, vamos a indagar un poco más con éste que estáis leyendo. Primero de todo hablaremos de cómo está visto el placer que la mujer se da a sí misma (cisgénero), por qué debemos masturbarnos y os daremos unos cuantos trucos para que experimentéis vosotras y encontréis los que os vayan mejor…

Captura de pantalla 2017-11-13 a les 21.40.26.png
Ilustración de Aaron Tsuru

Como mujeres la negatividad y la invisibilización que tiene la masturbación femenina la arrastramos durante muchos años de nuestras vidas, incluso hay mujeres que jamás se atreverán a admitir que se masturban o que alguna vez lo han hecho. Mientras que los hombres ya desde los 10 u 11 años empiezan a hablar abiertamente de ello, las mujeres nos escondemos como si de un delito se tratase. Que un hombre se masturbe es algo que afirma su virilidad, su masculinidad y lo hace sentirse orgulloso, en cambio, la masturbación femenina es visto como algo sucio, vicioso, algo que no nos atrevemos ni a compartir con nuestras amigas, ni con nuestras madres, ni con nuestras hermanas. LAS MUJERES SE MASTURBAN TANTO O MÁS QUE LOS HOMBRES y ya va siendo hora que eduquemos a las más pequeñas para aceptar que el placer no es algo malo que debamos mantener en secreto.

No deberíamos sentirnos mal por sentir placer y aún menos que nos de vergüenza compartirlo y hablarlo incluso entre mujeres. La masturbación es buenísima para liberar neuroquímicos, como las endorfinas, creando una sensación de bienestar y calma que ayuda a tu salud mental. Favorece la relajación, mejora el sueño, mantiene los genitales sanos, fortalece el sistema inmunológico (protege contra las enfermedades) y, además, ayuda a autodescubrirte y mejorar tu confianza.

Captura de pantalla 2017-11-13 a les 21.35.04.png
Ilustración de @petitesluxures

Como en todos los ámbitos de la vida, el hombre ha sido el centro de los intereses sexuales, incluso los que no son suyos, el de las mujeres. No se podía concebir la idea de que la mujer pudiese sentir placer sin su ayuda. Es hora de que el orgasmo, el bienestar sexual y mental se vean como algo que la mujer se otorga a sí misma y no como consecuencia de la satisfacción del hombre en el acto sexual.

Si ya lo has provado, sigue, si no te has atrevido, da el paso. Masturbarse es conocerse. Y por masturbación no solo entendemos el placer mediante la estimulación genital, sino corporal. Nos movemos por sensaciones, tócate, experimenta, investiga, todo tu cuerpo es tuyo, de pies a cabeza, haz círculos en tu piel, mueve los dedos por tu cuero cabelludo, por tus manos, por tus pies, usa la lengua en los lugares donde llegues… Descubre tu cuerpo y encuentra cuál es tu lugar favorito, no necesitas a nadie para eso.

Captura de pantalla 2017-11-13 a les 21.32.49.png
Ilustración de Aaron Tsuru

¿Por dónde empezar?

aparato-genital-femenino

Primero de todo, debes familiarizarte con tu zona genital, para ello recomendamos que utilices un espejo, que no te de vergüenza, estás sola, tú y tu cuerpo: descúbrete. Una vez encuentres tu clítoris, es el momento de estimularlo, es el epicentro de todo placer sexual de la mujer.

Hay muchísimas maneras diferentes de estimularlo, hemos llevado a cabo búsquedas en blogs centrados en estos temas y nos hemos basado en nuestras experiencias personales para redactar estos cinco trucos para que empecéis a experimentar, pero en esto no hay reglas, no hay pasos a seguir… todo vale, así que atreveos con aquello que os haga sentir.

  • Masajeo

El primer paso en este proceso es la caricia. Tocadlo, tanto con movimientos circulares como verticales, sin brusquedades. Utiliza los dedos con los que te sientas cómoda y no tengas prisa, acostumbra tu cuerpo a esos movimientos y déjalo ser. Intercala movimientos rápidos y movimientos lentos, más presión o menos presión,ves cambiando de dirección y aumenta la intensidad de manera gradual. Con la mano también puedes estimular el llamado “punto U”, que es la área de la piel que está por encima de la uretra, experimenta con ella también, puede provocar orgasmos intensos.

  • Uso de otros objetos

Una manera de aportar mucho placer es algo muy sencillo: simular las relaciones sexuales con un objeto. Aunque parezca una situación extraña puede producir sensaciones muy buenas. Utiliza una almohada, una toalla enrollada encima de una silla, una silla o un sillón. El truco está en frotar y restregar para que el roce suave te haga sentir. Puedes frotar con cualquier objeto, mientras no te produzca dolor y seas dulce y tierna contigo misma.

  • Uso de otras partes del cuerpo

Puedes cruzar las piernas, relajadas, y apretar los muslos, utilizando las rodillas para subir y bajar, dejando la vagina apretada mientras vayas notando la estimulación. Siempre en la posición que te vaya mejor, boca abajo, boca arriba, de lado, etc. Puedes usar no solo los dedos sino las manos. Penetrar uno o dos dedos en la vagina mientras estimulas el clítoris con la parte baja de la palma de tu mano.

  • En la ducha

También puedes estimular el clítoris con un chorro de agua. Cuando estás en la ducha o en la bañera es un momento muy íntimo y cómodo en el que podrás experimentar. Te recomendamos que pruebes con el chorro de agua que expulsa el grifo o la manguera de tu ducha dirigiéndolo a la vagina. Prueba, no tengas miedo y encuentra qué te produce mayor placer. Si es necesario utiliza los dedos u otros juguetes sexuales. Estás relajándote, aprovecha para conocerte.

  • Vibradores u objetos eróticos

Puedes seguir lo que anteriormente te hemos explicado pero usando un vibrador. Puedes estimular el clítoris con un aparato que está destinado a ese uso y, si quieres, utilizar un dildo como si fuese una penetración. Puedes comprarte un vibrador, pero no es necesario, como ya has visto hay muchas otras maneras de masturbarse, además, también puedes construir un vibrador casero. Utiliza un cepillo de dientes eléctrico que ya no vayas a utilizar y coloca una toallita húmeda sobre el cepillo dental, antes, pero, lubrica bien la zona.

IMG_6478
Ilustración de Sandra Campó

Bueno, chicas, estos son algunos consejos que os dejamos si aun no habéis empezado o si queréis experimentar un poco más, pero recuerda: NO HAY NORMAS. Puedes masturbarte mediante penetración anal, con dos vibradores, utilizando más de uno de los trucos anteriores, dónde quieras, como quieras. Aquí solo decides tú y con este post no queremos poneros un seguido de pasos a seguir sino animar y hacer más fácil este primer encuentro, pues nunca nadie nos habla de esto y lo tenemos que aprender nosotras solas.

Animaos, sentios, dejaos llevar y notaréis que vuestro ánimo mejora, que mentalmente estáis menos agotadas, que os conocéis y que aprendéis a quereros mucho más. Abramos el vacío que existe en la masturbación, experimentémosla como lo que es, algo bueno y natural, y compartamos estos conocimientos con quien nos sintamos cómodas, visibilicemosla y dejémonos crecer como seres que viven, que vibran, que sienten. Las mujeres podemos autoexplorarnos sacando el mejor provecho de nuestros cuerpos sin necesidad de nadie más.

 

 

Os adjuntamos un vídeo muy gráfico que os ayudará. Incluye otros trucos que no están en este blog y os servirá de guía a la hora de empezar a probar, echadle un vistazo: Técnicas de masturbación femenina.

 

 

 

Sin categoría

El Caso Harvey Weinstein

Hoy traemos un post que no va ni sobre definiciones, ni sobre situaciones en general, sino que es un post sobre la actualidad en Hollywood, debido a que los medios nacionales no se han encargado lo suficiente en hacérnoslo llegar porque quizá no interesa tanto. Hoy hablaremos de Harvey Weinstein.

Harvey Weinstein es un “enfermo y depravado”, consideró su propio hermano, Bob, con quien fundó la productora The Weisntein Co.

The New York Times publicó un artículo con testimonios de mujeres acosadas sexualmente por él y, desde entonces, al menos 20 actrices más se han sumado a los señalamientos. Quizá os suena haber visto el hashtag #MeToo por las redes, se trata del apoyo a todas las mujeres asaltadas sexualmente y un señalamiento hacia ellos, en concreto Weinstein.

Kate Winslet: Fue absolutamente deliberado. Recuerdo que me dijeron: ‘Asegúrate de agradecer a Harvey si ganas’. Y yo recuerdo darme la vuelta y decir: ‘No, no lo haré’. Y no tiene nada que ver con ser agradecida; si la gente no tiene buen comportamiento, ¿por qué tendría que agradecerle?

El hecho de que no tenga que volver a tratar otra vez con Harvey Weinstein es una de las mejores cosas que me hayan pasado y estoy segura de que este sentimiento es universal”, afirmó.

Podríamos seguir. Podríamos contar también cómo Ben Affleck, Russell Crowe y Matt Damon taparon a Weinstein, según cuenta Sharon Waxman, la periodista que ha investigado el caso durante 13 años.

O podríamos hablar de Polanski, acusado repetidamente de ser un depredador sexual, sin que haya pisado jamás la cárcel por ello. No sólo ha evitado los juicios, sino que ha seguido rodando películas.

También cabría recordar a Bill Cosby, quien drogó y violó (al menos) a 20 mujeres, y que a día de hoy sigue siendo miembro de la  Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de los EE.UU. Podríamos seguir pero no es necesario para poner de relieve cómo funciona el mundo; no sólo el de las estrellas, sino el mundo en general. Los hombres presionan, agreden y violan a las mujeres, y los hombres testigos, los conocedores, callan y encubren. Otros hombres se encargan luego de tachar de locas y exageradas a la minoría de mujeres que se atreven a denunciar.

Casey Affleck no creerá que él sea un acosador, sino que sólo tonteaba. Weinstein no creerá que es un depredador sexual, sino que simplemente intentaba acostarse con mujeres. Tu vecino del cuarto no cree que viole a su mujer cada noche, sólo que ella se hace rogar. Tu amigo tampoco cree que sea un violador, sólo que su pareja es un poco frígida, y hay que insistirle para que diga que sí.

Sin embargo, a pesar de que no sienten ser parte del problema, cuando una noticia como la de Weinstein salta, lo primero que les sale es decir “habrá que esperar a la justicia” (esa justicia que ha dejado de lado a absolutamente todas las víctimas de los depredadores sexuales arriba mencionados). Eso mismo hizo Oliver Stone, declarar -cuando fue preguntado- que había que esperar a la justicia (desde luego, no se puede decir que no se las sepan todas).

Resultado de imagen de harvey weinstein
Woody Allen junto a Harvey Weinstein

Ahora, Harvey está expulsado de la Academia Cinematográfica de E.E.U.U. “La ignorancia deliberada y la complicidad vergonzosa respecto a un comportamiento sexual depredador y el acoso laboral en nuestra industria han terminado”, dijo la Academia. Mientras tanto, estas son una lista de (no todas) las mujeres que estuvieron calladas por miedo mientras Weinstein las acosaba:

Lupita Nyong’o, Lena Headey, Rose McGowan, Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow, Cara Delevingne, Léa Seydoux, Mira Sorvino y Rosanna Arquette, Marchesa Georgina Chapman, Jessica Barth, Judith Godrèche, Heather Graham, Romola Garai: Kate, Beckinsale Lysette Anthony Katherine Kendall…

Así funciona el patriarcado, que goza de una salud envidiable: una maquinaria perfecta donde agresores y encubridores están siempre bien engrasados para que el motor siga rugiendo feroz. Al otro lado estamos nosotras, las #MeToo.

http://www.eldiario.es/cultura/Woody-Allen-Weinstein-lugar-brujas_0_697480466.html …

( http://www.excelsior.com.mx/funcion/2017/10/18/1195248 ) (https://elpais.com/elpais/2017/10/18/fotorrelato/1508328582_899855.html#1508328582_899855_1508336946 )
(http://www.eldiario.es/zonacritica/weinstein-barbijaputa-bill_cosby-woody_allen-polanski-cassey_affleck_6_698940117.html) ( http://www.excelsior.com.mx/funcion/2017/10/18/1195248 )
(https://www.quien.com/espectaculos/2017/10/16/es-enfermo-y-depravado-hermano-de-harvey-winstein-estalla-contra-el)

el más important: http://www.elmostrador.cl/braga/2017/10/14/la-academia-del-cine-de-ee-uu-expulsa-al-productor-harvey-weinstein-tras-su-escandalo-de-abusos-sexuales/

Deconstrucción

La eterna polémica de la discriminación positiva

La discriminación positiva es un tema que normalmente genera polémica. ¿Es una solución o un gran error?

Según la Rae, la discriminación positiva es la protección de carácter extraordinario que se da a un grupo social históricamente discriminado. Es decir, es la solución temporal que se propone a problemas de discriminación a culturas, etnias, sexos, religiones, etc.  Ese intento de “equilibrar la balanza”, “que por una vez la discriminación vaya a su favor”. ¿Pero es esta la mejor manera de acabar con las desigualdades?

Primero de todo, debemos destacar que dicha discriminación es ejercida por empresas, asociaciones, instituciones, etc, y no por las propias personas que la sufren, ellas no se “aprovechan” directamente de su situación.

Uno de los casos más comunes es cuando se conceden plazas escolares o becas a estudiantes de cierta etnia, género o nivel socioeconómico.

Concretamente, la idea más extendida de discriminación positiva es el momento en el cual, en algunas empresas, se obliga a tener en plantilla a mujeres y/o personas de otra cultura, con tal de aparentar diversidad. Estos casos surgen de la utópica idea de que obligando a que algunas plazas queden reservadas a inmigrantes o mujeres, se les estará visibilizando en ese trabajo, se romperán roles de género, etc. De hecho, en puestos de trabajo como bomberas o autobuseras, sí que es necesaria la representación de la mujer como totalmente válida y efectiva en ese trabajo.

bomberas2

¿Qué piensan los grupos discriminados cuando se les da esta situación de privilegio? ¿Les satisface? No, en realidad no. Podría ser hasta ofensivo para ellas. Por mucho que tengan el nivel necesario, se esfuercen muchísimo y/o posean talento, siempre sentirán que no se les ha realmente valorado, que se les ha dado el trabajo como si por ellas mismas no pudieran conseguirlo.

En cambio, ¿A los compañeros de trabajo o a otras personas les parecerá bien? No, claro que no. Estas personas pensaran que les han regalado algo, que no tendrían que estar ahí. Piensan que es injusto que tengan privilegios por encima de los demás (que irónico) y que no se lo merecen. De este modo, entenderán que las mujeres o cualquier otro grupo social, religioso o cultural discriminado necesita que les den las cosas hechas y que no saben ganárselas por si solas.

El efecto que se logra es totalmente contrario al que se deseaba, unos etiquetan a los otros de “débiles” y que necesitan caridad; y los otros se sienten incómodos por no sentirse merecedores de su trabajo. ¿A quien ayuda esta situación?

En definitiva, mostrar que un grupo que vive en desigualdad necesita la ayuda del Estado o de una empresa para conseguir lo que se propone acentúa esa distancia entre, por ejemplo, géneros.

Hay muchos casos en los cuales relacionamos erróneamente la discriminación positiva a darle cualquier “aparente” privilegio a un grupo, cuando en realidad, no es más que el machismo o el racismo actuando. El ejemplo más claro y polémico de no discriminación positiva considerada como tal es: “Las chicas entran gratis en las discotecas, es injusto“. Antes de nada deberíamos preguntarnos el porqué. Es muy fácil, si un producto es gratis tú no eres el cliente, sino el producto; tú eres lo que se consume, eres el reclamo para que se venda más. En este caso, según los indicios de la sociedad heteropatriarcal en la que vivimos, los hombre pagarán si saben que esa discoteca estará llena de mujeres. Así que, por mucho que las mujeres no paguen una cantidad, están pagando su entrada con su imagen, presencia o cuerpo.

Personalmente, entendemos que la discriminación positiva es un tema que al principio desconcierta y muestra cierta complejidad, ya que tiene una intención “buena”. Pero al analizar la situación, la solución no sería dar ciertos privilegios momentáneos, sino educar desde un inicio para que los grupos, en este caso tanto mujeres como hombres, crecieran sabiendo que solo su esfuerzo les va a llevar donde quieren imparcialmente. Si tratáramos de cortar de raíz; si los roles, las distinciones, el género, el racismo y el cisheteropatriarcado se abolieran, no tendríamos que buscar parches para tapar problemas realmente mucho más grandes.

Es más, no tendríamos que estar hablando de esta polémica si “ya estuviéramos bien y viviéramos en igualdad”, tal como muchos afirman.

 

 

 

 

 

Arte

La mujer y la literatura

“OH, PERO NO PODÉIS COMPRAR HASTA LA LITERATURA. LA LITERATURA ES DE TODOS”

¿Las mujeres no escriben tanto como los hombres? ¿Las mujeres no eran tan buenas como los hombres? ¿Por qué sólo conocemos a las escritoras más buenas de todos los tiempos, mientras que conocemos a decenas de escritores de cada época o, al menos, hemos oído sus nombres? ¿Por qué damos por hecho que los autores anónimos son hombres?

En el post de hoy nos disponemos a dar posibles respuestas a estas preguntas. La mayor parte de éste está basado en las reflexiones de la obra de Virginia Woolf “Una Habitación Propia”, publicada el año 1929.

virginia-woolfPara contextualizar un poco, Virginia Woolf (1882-1941) era una escritora británica “precursora en su época en la defensa de los derechos de la mujer”. Fue una pionera en la reflexión sobre lo femenino, la condición de mujer y su papel en el arte y la literatura. Así, repercutió en el feminismo con sus ensayos, entre ellos el que trataremos hoy: en el que se dispone a encontrar por qué la mujer no tiene éxito en la literatura hasta el siglo XIX.

Una habitación propia

El ensayo empieza y se articula bajo la siguiente afirmación: “Una mujer debe tener dinero y una habitación propia para poder escribir novelas”

Esto establece lo siguiente: es necesario tener independencia económica y un espacio donde goces de intimidad. Metafóricamente nos dice que es necesario tener cubiertas las necesidades básicas y tener una educación para poder escribir. Cosa que fue negada a las mujeres durante siglos.

La libertad intelectual, como dice Virginia Woolf, depende de las cosas materiales. La poesía depende de la libertad intelectual. Y, en este caso, las mujeres, sean de la clase social que sean, siempre han sido sumamente pobres.

Cualquier mujer nacida en el siglo XVI con un gran talento, se hubiese vuelto loca, se hubiese suicidado o hubiera acabado sus días en alguna casa solitaria en las afueras del pueblo” Atrapada en la vida que le ha tocado vivir.

Por lo tanto, no solo si no tienes educación ni dinero, no podrás escribir, sino que tu papel no está en la literatura. La oposición ante la simple idea de que una mujer escriba lleva a que cualquiera que se planteara escribir, se convenciera de que era ridículo, de que era perturbador para un ser como ella. Tu condición biológica también es un obstáculo para la creación:    no    es    tu    lugar.

541380e39c5c93d9b38bc1f1f0158e2c

Pero, ¿por qué no interesa que la mujer escriba? Para Virginia Woolf era sencillo. Considera que vivimos de la ilusión y lo más importante para nosotros es la confianza en nosotros mismos. ¿Cómo la engendramos? “Pensando que los demás son inferiores”. Las mujeres se han usado como espejos que reflejan “una silueta del hombre de tamaño doble del natural”.

Si ellas dijeran la verdad, si nos dejaran decir la verdad, el espejo se encogería y la robustez del hombre disminuiría: dejarían de ser superiores a las mujeres.

Cómo afecta el género en la literatura

En las obras, en la novela, en la poesía, en el terreno de la imaginación como dice Woolf, la mujer tiene la mayor importancia, es objeto de todo tipo de acción, pero, en la práctica, en el mundo real, ella es totalmente insignificante.

df537b4fc52ba06484dfb8f174c92f8e

Las mujeres no se encontraban representadas en las obras de los grandes autores, la literatura era 100% masculina y no entendía el universo femenino. La mujer era representada y analizada desde la lejanía, porque solo los hombres escribían sobre ella.

Se describe a la mujer desde el punto de vista de su relación con hombres

Ellos tienen más facilidad para escribir porque han nacido bajo la protección del patriarcado: “suyos son el poder, el dinero y la influencia“. Los impedimentos que pueden tener los hombres vienen dados por el capitalismo, por la posición social en la que pertenezcan, no por su condición, no por su sexo. Tienen las puertas abiertas y solo tienen que mover el pomo. Las mujeres, por mucho que intenten abrirlas, las encontrarán cerradas.

Para Woolf, afecta en la mente de la escritora la inseguridad y la pobreza que acechan al sexo femenino y esto se refleja en sus obras.

Pone de ejemplo a Jane Austen, una de las pocas escritoras de su época y su obra de 1813 Orgullo y Prejuicio. Ella no tenía dinero, ni una habitación propia. Tuvo que esconder muy bien sus manuscritos y escribir en la sala de estar común expuesta a distracciones y a ser descubierta. La obra hubiese sido más buena, quizás, si ella la hubiese escrito tranquila, en una zona donde pudiese gozar de intimidad y sin miedo a ser descubierta.

Otro ejemplo que expone es el de Charlotte Brontë, también novelista británica y su libro Jane Eyre de 1847, que esconde tras sus fragmentos la rabia que llevaba dentro la escritora. La historia deja de desarrollarse como debe hacerlo en una novela y los sentimientos de la escritora florecen: “la habían privado de la parte de experiencia que le correspondía, […] la habían hecho estancarse en una rectoría remendando medias cuando ella hubiera querido andar libre por el mundo. La indignación hizo desviar su imaginación

Todo este sufrimiento que experimentó la autora fue por razones que solo las mujeres escritoras sienten: una opresión “un sufrimiento enterrado que late bajo la pasión”. ¿Cómo esperamos que las mujeres escriban? “Cuando la mujer disfrute del libre uso de sus miembros […] podrá expresar la poesía que lleva dentro” Debe utilizar la literatura como un arte, no solo como un medio de autoexpresión. Pero, ¿qué puede hacer ella? Si el arte está basado en la libertad y la mujer no puede disponer de ella.

8b5dcd9f-44a4-4309-84c5-8869f5143c270

Para Woolf una buena escritora reluciría cuando “escribiera como una mujer que ha olvidado que es una mujer” cuando el sexo sea inconsciente, cuando el género se desdibuje. Por eso, se plantea la posibilidad de que la mente andrógina sea la única capaz de escribir libremente: creadora, incandescente e indivisa, sin obstáculos.

¿Y ahora qué?

Nosotras podemos escribir aquí, podemos estudiar, podemos opinar, porque mujeres como Woolf han puesto en evidencia la degradante situación de la mujer y han luchado para cambiarla. Y aún nos encontramos con que nuestras posibilidades son mínimas, que nuestro hueco en el mundo literario es pequeño y nos ahoga, nos exige mucho más.

Visto lo visto, no lo tenemos fácil, en ningún ámbito. Pero nosotras somos las protagonistas del ahora, tenemos que coger todo el trabajo que han hecho las mujeres y duplicarlo, tenemos el poder, tenemos una “influencia que podemos ejercer sobre el porvenir”, tenemos una responsabilidad. Tenedlo claro, estamos solas y nadie nos lo pondrá fácil, pero este porvenir no vendrá nunca si no luchamos, y creemos, como también creyó Virginia, que, aunque nos dejemos nuestras fuerzas, nuestras ganas y toda nuestra alma en la lucha, merecerá la pena hacerlo incluso a oscuras: por nosotras.

Debemos dejar hablar a las mujeres, dejarlas escribir, dejarlas crear, dejarlas ser. La literatura, el arte, se ha hecho exclusivo  y se debe invitar a contar todas las vidas que aún no se han contado. Las vidas de todas las mujeres que se han quedado en la cotidianidad, plasmar su realidad en los libros para que ellas sean capaces de verse a sí mismas también. Acercar el arte a todas ellas.

 

Cierra con llave tus bibliotecas, si quieres, pero no hay barrera, cerradura, ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente